Los trabajos y tácticas de los artistas seleccionados para el 28 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, permiten, desde los lenguajes del arte y en el contexto dominicano, abordar distintas problemáticas actuales. En este tenor, algunos artistas exploran los lazos del cuerpo con el espacio psicosocial y las formas en que ocupa el paisaje así como la configuración y maleabilidad de la memoria y las ataduras de lo nemónico a los sitios que se habitan y transitan.  

En algunas propuestas prima la idea de la construcción o reinterpretación de historias colectivas o íntimas, proponiéndose recopilar fragmentos de relatos individuales y efímeros con la intención de dar nuevas lecturas y estructurar una memoria alterna. Igualmente, proponen una intención de búsqueda en los puntos ciegos de nuestra historia.

Algunos participantes se ocupan de la problemática de la representación en la cultura visual a partir de estereotipos y patrones de poder, dominación y jerarquías que se reproducen en distintos ámbitos de la sociedad. Otros, han propuesto visibilizar los modos en que las creencias y regulaciones sociales normalizan la apariencia, roles y función de los cuerpos, abordando cuestiones como el cuerpo de la mujer y su lugar en las ficciones sobre el Caribe, la racialización, los roles asignados a los géneros y las posibilidades de reflexionar desde el cuerpo.

Asimismo, proponen volver a escenificar los patrones estéticos y puntos de vista para establecer conexiones entre el consumo, lo formal e informal y sus contextos. Es importante resaltar también aquellos proyectos que plantean evaluar el sistema institucional del arte desde el terreno de la educación, la interacción de sus comunidades y la generación de archivos.

El jurado considera que la exposición pública de estas propuestas en el 28 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes permite y fomenta la reflexión sobre los temas identificados y activará el pensamiento crítico en torno a éstos. Así mismo, facilita uno de los objetivos del Concurso, potenciar el rol del arte como articulador de relaciones sociales.